Fases del Plan


A principios de 2011, en la Junta de Gobierno del 22 de febrero, se presentó por parte del entonces Delegado de Urbanismo y Vivienda, la propuesta relativa a la planificación estratégica de la ciudad de Marbella aprobándose iniciar la redacción del Plan Estratégico de Marbella 2022. En el Pleno de 27 de abril de 2012, se aprobó la propuesta presentada por el Delegado de Urbanismo y Vivienda para la metodología a seguir en la redacción del Plan Estratégico con sus diferentes fases, la creación de la página web como instrumento de comunicación y apoyo al plan, así como las herramientas de participación.


De esta manera se originó la fase preliminar para la recopilación de información de fuentes internas y externas, incluyendo estadísticas realizadas, investigaciones realizadas, buenas prácticas en otras ciudades, recopilación de nueva información con trabajos de campo y utilización de información territorial (SIT) y de análisis DAFO.

Una segunda fase o Fase de Análisis de Escenarios, Definición del Modelo y Propuestas que, analizando la información de la fase anterior, a las que se unió el proceso de participación general y sectorial, concluyó con un conocimiento más detallado de la situación actual y de las necesidades futuras, lo que nos ha llevado a establecer el conjunto de líneas y acciones estratégicas priorizadas en relación a las metas perseguidas.

Estas dos fases referidas son las que componen el documento que finalmente se redactó, un conjunto de trabajos elaborados para conocer la realidad actual de la ciudad de Marbella desde una perspectiva multisectorial, y del que el documento del Plan Estratégico de Marbella-San Pedro 2022 es la síntesis. La metodología utilizada contempla dos fase más, la Fase III. Ejecución del Plan Estratégico en la que se encuentra ahora mismo el plan y la Fase IV de Seguimiento y Evaluación.

El principal objetivo de la planificación estratégica consiste en concretar un modelo de ciudad, en crear su visión de futuro. No es suficiente con imaginar el futuro de la ciudad, también hay que construirlo definiendo y priorizando un conjunto de líneas estratégicas para alcanzar esa visión: las propuestas o líneas de acción del Plan.

Será a través de estas dos últimas fases donde se lleve a cabo la verdadera transformación de la ciudad. Por un lado, mediante el Plan de Acción y Desarrollo de las Estrategias:

  1. Distribución de los proyectos motores y medidas concretas en planes sectoriales.
  2. Temporalidad de los proyectos.
  3. Asignación de responsabilidades y presupuesto municipal para la ejecución de cada una de las medidas.
  4. Elaboración de planes específicos de seguimiento y evaluación para cada medida o proyecto.
  5. Ejecución material de los proyectos motores y medidas concretas.

Por otro lado, a través de la Revisión continua y Control de la Gestión del Plan Estratégico:

  1. Desarrollo de un panel de indicadores de la totalidad del Plan.
  2. Definición de la metodología de recogida de información para la elaboración de los indicadores.
  3. Estudio y análisis de los indicadores de seguimiento y evaluación para el desarrollo del plan de mejora continua.

2016 es un año clave para el plan pues se trata de convertir muchos de los objetivos incluidos en el plan estratégico, en proyectos concretos con presupuesto y fecha de ejecución, proceso que se denomina plan operativo y en el que estamos en estos momentos inmersos.