Historia de Marbella

Breve Historia de Marbella

Hablar de la Prehistoria no es tarea fácil, cientos de miles de años de presencia del género humano hacen de ella un tiempo muy largo y lleno de especulación. No cabe duda que la franja litoral de Marbella, con Sierra Blanca a sus espaldas, atrajo el interés de estos primeros pobladores. Sus abundantes recursos, numerosas cuevas y abrigos, caso de Palominas, Nagüeles o Puerto Rico, se convirtieron en el escenario propicio para el desarrollo y desenvolvimiento de la especie humana, en el lapso de tiempo que ocupa desde el Paleolítico Inferior al Neolítico. Estos yacimientos aportan datos arqueológicos puntuales, aunque insuficientes para comprender la adaptación de diversos grupos a este entorno y el uso que fueron dando a las cavidades ante las variaciones culturales y climáticas.

Casco Histórico de Marbella

El Casco Antiguo de Marbella conserva las huellas de un proceso histórico tan interesante como dilatado en el tiempo. Aunque no faltan datos para suponer la existencia de un asentamiento anterior, sus orígenes podrían remontarse a los primeros siglos de la dominación romana. Para estos momentos, existen abundantes indicios, siendo los más recurrentes la presencia de varios capiteles en la construcción de una de las torres de la alcazaba medieval en la línea de la calle Trinidad. Al margen de esta cuestión, se puede afirmar que el actual Casco Histórico es consecuencia del establecimiento y evolución de un asentamiento musulmán, hecho en el que convergen restos arquitectónicos, vestigios arqueológicos y testimonios de cronistas y viajeros desde el siglo XII en adelante.