• PORTAL
  • Actualidad
  • La alcaldesa subraya la solidaridad de los colectivos, establecimientos y ciudadanos volcados en la iniciativa ‘Ninguna familia sin cena de Nochebuena’ y que supondrá el reparto de más de un millar de menús

La alcaldesa subraya la solidaridad de los colectivos, establecimientos y ciudadanos volcados en la iniciativa ‘Ninguna familia sin cena de Nochebuena’ y que supondrá el reparto de más de un millar de menús

Actualidad municipal
Visto 764 veces alcaldia, comercio, via publica e industria

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha subrayado hoy la solidaridad de los colectivos, establecimientos y ciudadanos que han colaborado en la iniciativa ‘Ninguna familia sin cena de Nochebuena’ y que ha pasado de los cerca de 800 menús previstos inicialmente a superar más de un millar. Están compuestos por sopa de marisco, ensalada de lombarda, pollo asado en su jugo, patatas al horno con hierbas aromáticas y dulce navideño. La regidora ha visitado hoy las dependencias municipales ubicadas en los bajos de la Plaza de Toros, el economato de la Agrupación de Hermandades, en las que se realiza la distribución de las comidas elaboradas por Fuerte Nagüeles; Triana; La Esquinita; David´s y Red Cloud, en Nueva Andalucía, y Mesón del Pueblo, de Las Chapas.

Muñoz ha destacado que “el objetivo es que ninguna familia se quedase esta noche sin una cena y, además, preparada con todo el cariño y la ilusión de los colaboradores y todos los voluntarios, entre ellos Protección Civil, que se encuentran hoy aquí a pesar de la lluvias”. La dinámica de esta iniciativa ha consistido en que la Agrupación de Cofradías de Marbella y Nueva Andalucía junto con los distritos (Marbella Este, Oeste, San Pedro Alcántara, Nueva Andalucía y Las Chapas) se han encargado de poner a disposición de los miembros de la hermandad o residentes en los distintos núcleos de los tickets, a un precio de diez euros, cuantía por la que una persona necesitada recibiría el menú. La recaudación se entregaba a los restaurantes para la elaboración de los menús, encontrándose por su parte El Corte Inglés encargado de los postres, repartiéndose posteriormente entre las familias vulnerables de la ciudad.