Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

El Ayuntamiento emprende una campaña intensiva para retirar 170 vehículos abandonados de la vía pública en las próximas semanas

Actualidad municipal Visto 1498 veces seguridad ciudadana y emergencias

El Ayuntamiento ha comenzado una campaña intensiva para retirar un total de 170 vehículos abandonados de la vía pública en las próximas semanas. El concejal de Seguridad Ciudadana, José Eduardo Díaz, ha explicado que con esta iniciativa se elevan a 1.130 los expedientes abiertos en lo que va de año con respecto a esta materia, lo que supone incrementar la cifra en relación al ejercicio pasado, cuando se iniciaron aproximadamente un millar.

El edil, que ha estado presente en una de las intervenciones en el Polígono de la Ermita, ha señalado que esta medida se toma en este momento “porque es el periodo, después de la temporada alta, donde más coches abandonados existen en la localidad”. “Se trata de un trabajo que lleva a cabo la Policía Local y que requiere de un esfuerzo administrativo muy importante”, ha matizado el delegado municipal, quien ha detallado que de los expedientes abiertos hasta la fecha, un total de 205 ya han sido retirados al depósito, 264 han sido destruidos y 175 han sido movidos de su estacionamiento por parte de los propietarios.

Díaz, que ha precisado que estos coches se encuentran diseminados por todo el municipio, aunque se centralizan más en la zona de los polígonos industriales, ha informado del correo electrónico depositovehiculos.policia@marbella.es para que cualquier ciudadano que observe un vehículo abandonado pueda comunicarlo. Por su parte, el jefe de la Policía Local, Javier Martín, ha desgranado “el complejo proceso que tenemos que llevar para deshacernos de estos automóviles, que comienza cuando los agentes lo detectan, informan del estacionamiento del mismo y se comprueba durante un mes, en virtud de la normativa específica, que no se ha movido del sitio”.

“Después comenzamos el trámite para retirarlo, que suele durar entre un mes y un mes y medio, trasladándolo al depósito donde se hace de nuevo un requerimiento al propietario que, en caso de que no conteste, culmina con la destrucción del mismo, dándose de baja de forma automática”. Asimismo, Martín ha recordado que “el Ayuntamiento ofrece al ciudadano que no pueda deshacerse del coche, porque no tenga medios suficientes, la posibilidad, tras su solicitud a través de los registros de entrada municipales, de darlo de baja, retirarlo de la vía pública y su posterior destrucción”.