Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

El Ayuntamiento inicia la ejecución de una nueva red de saneamiento en la urbanización La Capellanía y de un vial que permitirá su conexión con Lomas del Virrey

Actualidad municipal Visto 820 veces alcaldia, obras y servicios operativos

El Ayuntamiento ha iniciado la ejecución de una nueva red de saneamiento en la urbanización La Capellanía, una actuación que también contempla la creación de un vial que posibilitará su conexión con Lomas del Virrey. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha visitado esta mañana los trabajos junto al concejal del ramo, Diego López, y ha subrayado que “es una obra muy demandada por los vecinos porque es un área situada al noroeste de Marbella que tiene muchos años de antigüedad, con infraestructuras obsoletas que originaban dos puntos de vertidos, uno en una antigua depuradora y otro en un entorno natural como el arroyo de la Cruz, por lo que era necesario que su alcantarillado se uniera al sistema general”. Asimismo, ha destacado que “esta legislatura estamos haciendo un gran esfuerzo por mejorar urbanizaciones del municipio como El Rosario, Costabella o Hacienda Las Chapas, donde se están desarrollando proyectos esenciales para su modernización”.

La regidora ha detallado que la actuación tiene un plazo de ejecución de unos seis meses, por lo que se completará antes de que finalice el año, y una inversión de 800.000 euros que sufraga íntegramente la empresa concesionaria Hidralia. Los trabajos consisten en la realización de una nueva red de fecales que una la de La Capellanía con la existente en Lomas del Virrey, evitando así la contaminación del colector de pluviales y eliminando los vertidos. Además, está prevista la sustitución del tramo situado al sur, que actualmente es unitario y pasará a ser de pluviales, así como la creación de un nuevo alumbrado. Respecto al vial de conexión entre ambas urbanizaciones, la primera edil ha explicado que “tendrá una longitud de 700 metros lineales y una anchura de 10 metros, incluyendo una calzada de tres metros para cada sentido y dos aceras a ambos lados con dos metros cada una, y permitirá descongestionar la zona evitando que la AP-7 sea la única carretera que se pueda utilizar, como sucedía hasta ahora”, al tiempo que ha afirmado que “nuestro objetivo prioritario es cumplir con el compromiso que habíamos adquirido con los vecinos y que sea una realidad”.