Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 54

El Ayuntamiento pretende un ahorro energético de hasta el 40%

Actualidad municipal Visto 2068 veces obras y servicios operativos

IMG_7336baja.jpgObras saca a concurso el suministro de luminarias eficientes

El Ayuntamiento sigue buscando fórmulas para conciliar su política de austeridad económica con el mantenimiento de la calidad de los servicios que reciben los ciudadanos. Dentro de esa estrategia se engloba el concurso público convocado para el suministro de luminarias eficientes energéticamente para el término municipal, por el que se pretende conseguir hasta un 40% de ahorro energético.

Según Pablo Moro, concejal delegado de Obras y Servicios Operativos, “tenemos una especial sensibilidad con el ahorro y la eficiencia energética, así como en lograr en la ciudad un desarrollo sostenible”. Por ello se pretende acometer tanto alumbrado nuevo como sustitución del antiguo con farolas que “que por un lado no emitan flujo lumínico al hemisferio superior (es decir, que no se pierda luz en iluminar el cielo), así como que iluminen con la misma intensidad usando menos potencia eléctrica”.

 

El delegado cita factores económicos como que la luz producida y no aprovechada correctamente para su uso es “energía desperdiciada”. Toda la luz emitida hacia el hemisferio superior de la luminaria y dirigida hacia el cielo “es luz perdida, y, además, toda la energía necesaria para producirla es malgastada”. Desde el Ayuntamiento se tiene claro que el uso racional de la iluminación supone la eliminación del gasto de energía producida innecesariamente para iluminar. Con la aplicación del criterio de eficacia energética, mediante la utilización de luminarias, tipos de lámparas e intensidades adecuadas, se consigue un considerable ahorro energético que redunda directamente en la economía pública.

Además, existen factores medioambientales como que la reducción de la energía que se consigue mediante un uso racional de la iluminación implica la consiguiente eliminación de residuos (radiactivos, sólidos, gases, etc.) generados en la producción de la energía desperdiciada.

Por otra parte, la contaminación lumínica produce la alteración de los ritmos naturales de luz (día /noche) con los consiguientes efectos que ello produce sobre la fauna, flora y diversos ecosistemas. Actualmente uno de los elementos más significativos del paisaje nocturno como es el cielo estrellado ha dejado prácticamente de existir en espacios poblados y su calidad se ha depreciado considerablemente en zonas alejadas de las poblaciones.

Así pues, las características de las luminarias que se pretenden adquirir a través del concurso público posibilitan la reducción de potencia de los equipos de 250W a 150W y de 150W a 100W, lo que se traduce en un ahorro energético del 40% y del 33,3% en cada uno de los casos, y una reducción del Factor de Emisión al Hemisferio Superior, según los fabricantes, de un 25% a menos del 4%, sin que ello redunde en una peor iluminación, ya que los valores son similares consiguiéndose una iluminación mas homogénea.

Las primeras luminarias eficientes se colocarán en la barriada de la Patera, donde se ha encontrado una mayor deficiencia lumínica, para después extenderlo a otras zonas del municipio, como Las Chapas.

Esta actuación tiene un presupuesto total base de licitación de 75.000 euros, dentro de la estrategia de sostenibilidad y adecuación del medio natural.

Teniendo en cuenta que el Ayuntamiento destina cerca de 2.500.000 euros a iluminación pública al año, la extensión de esta experiencia de alumbrado eficiente a todo el municipio se traduciría en un ahorro sustancial de la factura mensual de luz.