Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

El Cortijo Miraflores albergará del 7 al 30 de julio la exposición ‘A new synapse’, de la artista Kathrin Maye

Actualidad municipal Visto 994 veces tenencia de alcaldia san pedro alcantara, derechos sociales, deportes

El Centro Cultural Cortijo Miraflores albergará del 7 al 30 de julio la exposición ‘A new synapse’, de la pintora eslovaca Kathrin Maye, que muestra por primera vez su obra de arte completa en España. Con esta exhibición, que se podrá visitar de lunes a viernes en horario de 10.00 a 20.00 horas, la autora quiere manifestar como los nuevos espacios de conexión y comunicación entre distintas culturas, mentalidades, géneros y generaciones conviven en un mismo planeta, pero reaccionan a los estímulos, informaciones y ordenes de distinta forma, haciendo que la transmisión del mensaje sea diferente según quien lo reciba.

La influencia en su sensibilidad artística y consecuentemente en su obra precede de su padre, el médico generalista Dr. Toma Benko, que también es un apasionado de la pintura, con una especial predilección por el Impresionismo y el Fauvismo. En 1985, la joven Maye se sintió atraída por Italia, enamorada de Florencia, se mudó en la Toscana y en breve tiempo comenzó a estudiar arte en la escuela de arte Academia del Giglio, en Siena. En este país empezó a crear sus primeros trabajos, desarrollando un estilo propio que irrumpe en la retina del observador con una absoluta composición áurica y aportando nuevas leyes a ‘La Divina Proporción’ de Luca Pacioli.

Entendiendo la naturaleza de los colores, Maye descubre como hacer dialogar el propio movimiento interior del rojo como vínculo entre la profundidad del azul y el excentricismo del amarillo. Una mezcla entre las escuelas clásicas post impresionistas del XIX siglo, entre ellas: la estructura matérica en la carga extrema de los pigmentos de Paul Cézzane y los fondos y colores con contrastes centrífugos, pero armónicos, de la paleta única de Oskar Kokoschka. Su evolución artística conlleva también una deconstrucción de las obras de G. Klimt, que se aprecia en ‘Elektronik Manipuliert das Gehirn’ y también de D.G. Rossetti, evidente en ‘Max by Gucci’, expresada a través de un nuevo estilo Pos-Pop por contener elementos físicos y collages de la vida cotidiana.

A lo largo de su carrera ha realizado varios vernissages en Boston, Los Ángeles y Toronto. Tres años más tarde, la pintora se instala en la Costa de Algarve, en Portugal y finalmente se decanta por compartir su vida entre Alemania y la Costa del Sol, donde tiene su casa-atelier. Con ‘A new synapse’, Maye entrega una obra donde los referentes en su mayoría decimonónicos están desvestidos de su imagen y referidos en su más pura esencia, generando un nuevo movimiento psico-socio-plástico, que no niega ni repite la historia, un arte que amalgama varias escuelas, en su esencia casi imperceptible para los profanos, pero que supo respetar los caminos, transitando y trazando nuevas rutas nunca antes descubiertas. Una obra en la que valientemente la creadora invita a descubrir su universo interior, compartiendo ya no solo su maestría absoluta como artista plástica, sino también la visión más íntima del sentido, significado, naturaleza y experiencia de sus mundos, colmados de una inteligente, sensible, desenfadada y ecuánime percepción de esta realidad.