Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

El Ayuntamiento cederá por segundo año consecutivo a la AECC el Palacio de Congresos Adolfo Suárez para que el próximo 19 de noviembre culmine la celebración de la Marea Rosa con una fiesta de convivencia

Actualidad municipal Visto 659 veces alcaldia, derechos sociales

El Ayuntamiento ha firmado hoy un convenio con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Marbella que tiene como objetivo la cesión del Palacio de Congresos Adolfo Suárez para que el próximo 19 de noviembre culmine la celebración de la Marea Rosa con una fiesta de convivencia, que tendrá lugar por segundo año consecutivo. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha señalado que “nuestro respaldo a la entidad es absoluto porque lleva más de tres décadas desarrollando una labor esencial de atención y asesoramiento a las personas afectadas por la enfermedad y a sus familiares” y ha recordado que “la pasada edición fue un acierto incluir como broche final una iniciativa que logró congregar a casi 3.000 participantes”, al tiempo que ha especificado que el acuerdo tendrá una vigencia de dos años.

La regidora ha resaltado que “la Marea Rosa es una carrera solidaria con mucho seguimiento que contribuye a visibilizar y mostrar apoyo a todas las mujeres afectadas por el cáncer de mama, una enfermedad que afortunadamente cada vez tiene mayor porcentaje de curación” y ha indicado que “con este encuentro en el Palacio de Congresos se refuerzan los vínculos entre los pacientes, los voluntarios y todos los ciudadanos que se suman a la actividad”.

Por su parte, el presidente de la asociación en Marbella, Santiago Gómez-Villares, ha agradecido el respaldo institucional y ha subrayado que “la colaboración público-privada es esencial para que podamos seguir atendiendo las demandas de los pacientes oncológicos con las máximas garantías”. Ha explicado que la Marea Rosa, que saldrá de la sede de la AECC en la avenida del Mar, “es una de las citas más importantes para concienciar a la población y el hecho de que la jornada se prolongue con una fiesta en la que personas que han sido recientemente diagnosticadas puedan relacionarse con otras mujeres que ya han superado la enfermedad tiene un impacto emocional muy positivo en ellas y ese es uno de nuestros propósitos principales”.