Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

El Ayuntamiento pondrá en funcionamiento 11 pozos de agua no potable en las próximas semanas para el baldeo de calles y el riego de zonas verdes, con una inversión de 800.000 euros

Actualidad municipal Visto 1154 veces obras y servicios operativos

El Ayuntamiento de Marbella pondrá en funcionamiento 11 pozos de agua no potable en las próximas semanas para el baldeo de calles y el riego de zonas verdes, con una inversión de 800.000 euros. Esta medida se suma a las ya adoptadas para afrontar la sequía y dichas infraestructuras, construidas en los años 90, se encuentran localizadas a lo largo de todo el término municipal, como es el caso de Coto de los Dolores, Funny Beach, carretera de Ojén, Camilo José Cela, Guadalpín, Palacio de Congresos Adolfo Suárez, La Carolina, Carretera de Istán, Río Verde, Los Naranjos y El Ingenio. Así lo ha anunciado el concejal de Obras, Diego López, acompañado del gerente de la empresa concesionaria Hidralia, Fulgencio Díaz, de quien ha agradecido “el esfuerzo para que el ahorro de agua sea significativo”.

“Vamos a continuar trabajando en la misma línea y de forma conjunta tanto en estos momentos como en el futuro”, ha afirmado el edil, que ha indicado que, una vez que estén en funcionamiento dichos pozos, “también los pondremos a disposición de las comunidades de vecinos para que puedan hacer uso de esa agua con camiones cuba para el riego de árboles o de zonas arbustivas que tengan en sus comunidades o en sus jardines”. López ha asegurado que “se trata de una inversión muy necesaria, ya que tenemos que implementar acciones no solo a corto plazo sino también a largo, que se añadirán a las adoptadas por la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental y a la empresa pública de aguas Acosol, y pensamos que el uso de esta agua durante todo el año puede hacer que el pantano sufra muchísimo menos”. El edil ha recordado que el Ayuntamiento publicó ayer un bando, “donde solamente se autoriza el baldeo con agua no potable para zonas donde haya una incidencia y un problema de salubridad, como la limpieza de los contenedores y de su entorno”. “Necesitamos un plus de colaboración por parte de la ciudadanía en el caso de las calles, para que las ensucien lo menos posible”, ha apuntado, señalando que las medidas del bando van dirigidas a un ahorro del 20 por ciento del consumo de agua.

Por su parte, el gerente de Hidralia ha explicado que “a lo largo de los últimos años, esta empresa ha llevado a cabo una serie de actuaciones para que la eficiencia de nuestras infraestructuras y nuestras redes de distribución estén a la altura de un municipio como Marbella”. Entre ellas, ha destacado el trabajo realizado junto con el Ayuntamiento en la renovación de las redes que tenían continuas averías y la inversión llevada a cabo en la digitalización de todas las áreas de la organización, conocida por el término ‘dinapsis’. “Lo tenemos en Jacinto Benavente, donde se encuentra monitorizado en tiempo real todo el abastecimiento y el saneamiento de la ciudad, con inteligencia artificial, con algoritmos predictivos, que nos han permitido localizar el sector o micro sector en el que se encuentra una avería y descartar otros que podían dar un error porque hubiera un gran consumidor en los mismos”, ha detallado.

Al mismo tiempo, ha añadido que con ello “hemos logrado que los tiempos de respuesta sean más eficientes, ahorrando además cerca de 900 millones de litros de agua desde su puesta en marcha en abril de 2021”. Además, ha apuntado que este verano se ha puesto en marcha el pozo ubicado en Camilo José Cela, que se encontraba abandonado porque se había salinizado, “y que ha permitido poder realizar actuaciones de baldeo”. Díaz ha hecho hincapié, por otra parte, en el hecho de que Marbella “es el único municipio de la Costa del Sol que tiene una experiencia de recarga artificial”, aspecto que posibilitaría “trabajar en un segundo pantano que tendríamos almacenado debajo de nuestra montaña”. “Esto se logra canalizando el agua de las lluvias que se iban a desperdiciar en su camino al mar dentro del acuífero, cuantificando lo que queda almacenado y por cuánto tiempo”, ha especificado, resaltando que esta herramienta también resulta muy útil para combatir las situaciones de sequía.