Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

La alcaldesa destaca “la gestión llena de cariño, servicio y entrega” del sacerdote José López Solórzano en la inauguración de una calle con su nombre

Actualidad municipal Visto 1520 veces alcaldia

El Ayuntamiento ha rendido hoy homenaje al que fuera párroco de la iglesia de la Encarnación, José López Solórzano en la inauguración de una calle con su nombre en el entorno del puerto de La Bajadilla. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha señalado que “es un reconocimiento con el que la ciudad quiere trasladar el cariño y admiración que le profesa a nuestro querido cura Pepe y poner en valor una trayectoria profesional y personal rica en vivencias, con una gestión llena de cariño, servicio y entrega que le han convertido en un referente social”, al tiempo que ha resaltado que “su carácter afable y sencillo, que nunca ha hecho distinción de clases y de credos, revolucionó la localidad y ha hecho que su huella sea ya permanente”. La regidora, que ha estado acompañada en el acto por numerosos representantes institucionales, colectivos sociales, miembros de cofradías y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la Policía Local, ha afirmado que “la magnífica labor que ha desarrollado a lo largo de tantos años se quedará para siempre en nuestros corazones y ese vínculo especial que le une a nuestro municipio será, a partir de hoy, todavía más palpable”.

La primera edil ha querido poner de manifiesto “las innumerables actividades que ha impulsado a lo largo de su dilatada carrera” y ha recordado “su intervención decisiva para conseguir el nombramiento de la Virgen del Carmen como Patrona de Marbella, siendo nexo de unión de la Cofradía de Pescadores, el Ayuntamiento y el Obispado”, así como su papel como capellán del Hospital Costa del Sol durante más de quince años o su apoyo a Cáritas en la organización del tradicional Bazar Navideño, entre otras acciones. Asimismo, ha subrayado que “su obra ha contribuido a embellecer y poner al día el patrimonio sociocultural de la ciudad” y se ha reflejado en la iglesia de la Encarnación, con la mejora del tejado, puerta principal, altares e imaginería, la instalación de un columbario o la adquisición de un nuevo sagrario; la renovación de la iluminación de las instalaciones parroquiales o la restauración completa de la ermita del Santo Cristo. Asimismo, ha destacado que ha sido distinguido como Caballero del Santo Sepulcro, del monasterio de Yuste y de la orden de San Lázaro.

Por su parte, el párroco José López, ha asegurado que “es una alegría compartir este acto tan especial con mi familia y con tanta buena gente de una tierra en la que he pasado muchos años y a la que le tengo un cariño inmenso” y ha añadido que “los verdaderos protagonistas son los vecinos de Marbella, de los que siempre conservaré imágenes, recuerdos, rostros y momentos”. Además, ha querido agradecer “a todas las personas que han impulsado este homenaje y a la Corporación municipal, porque siento que una pequeña huella de mi vida quedará marcada para siempre en esta bendita y agradecida ciudad”.