Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

El Ayuntamiento decreta la paralización inmediata de las obras de urbanización del Hospital Costa del Sol por carecer de la licencia

Actualidad municipal Visto 1622 veces ordenacion del territorio y vivienda

El Ayuntamiento de Marbella, a través de la delegación municipal de Urbanismo, ha decretado hoy la paralización inmediata de las obras de urbanización del Hospital Costa del Sol por carecer el proyecto de la correspondiente licencia.

El decreto suscrito hoy por el concejal de Urbanismo, Pablo Moro, se basa en un informe emitido por el Servicio de Infraestructuras, con fecha de 20 de octubre de 2010, que tras realizar una visita de inspección a la zona ha comprobado que “se están ejecutando las obras del proyecto sin la correspondiente licencia”.

Por este motivo, el concejal, apoyado por el informe de Infraestructuras y por otro del Servicio Jurídico del Ayuntamiento, también con fecha de 20 de octubre, ha ordenado a la “Sociedad Concesionaria Costa del Sol SA la inmediata paralización de las obras que se vienen ejecutando sin licencia, consistente en el ordenamiento del viario perimetral del hospital, la colocación de bolardos en las aceras existente, la rotonda y la ordenación de los acerados”.

El Ayuntamiento advierte en el decreto de que si la orden es desatendida se “podrá disponer la retirada y depósito de la maquinaria y los materiales de obras así como la imposición de sucesivas multas coercitivas, además de dar cuenta al Ministerio Fiscal”. Asimismo, “la inobservancia de las medidas cautelares de suspensión ordenadas conllevará la calificación de la sanción como muy grave”.

Por otro lado, el Equipo de Gobierno ha vuelto a exigir al Hospital Costa del Sol y a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que reconsidere la decisión “unilateral” de cerrar con barreras los aparcamientos públicos en superficie y comenzar a cobrar a los usuarios 2,06 euros por hora de estacionamiento.

En este sentido, considera la medida un “atropello” para los usuarios “de unas instalaciones sanitarias a las que no se acude por gusto sino por necesidad y en la que se sabe cuándo se entra pero no cuándo se sale”.

El Ejecutivo local anunció días atrás que el Ayuntamiento tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar “las necesidades de los ciudadanos que están por encima de los intereses de financiación que pueda tener la Consejería de Salud”.