Los seguros de Salud

Información para el Consumidor
Visto 195 veces

Consejos para valorar y conocer un seguro de salud:

Lo primero es COMPARAR. Deberías de solicitar presupuestos a varias compañías para asi poder tener información suficiente.

Tener en cuenta los beneficiarios a los que va dirigido el seguro, la edad es un factor fundamental en el precio del seguro, ten en cuenta que según avanza la edad del tomador el precio del seguros van subiendo.

Vamos a definir una serie de conceptos a tener en cuenta:

  • CUADRO MEDICO: es el listado que recoge todas las consultas y especialidades que nos cubrirá el seguro. Es importante que tengamos claro cuáles son nuestras necesidades para saber qué es lo que más nos conviene.

  • COPAGO: cuando el seguro sea con copago el asegurado pagara un importe determinado por cada consulta o tratamiento. Esta cantidad se sumara a su cuota del seguro. Por ejemplo cada vez que vayamos a un especialista o se realice determinada prueba, se pagara el importe correspondiente aparte de la cuota del seguro.

  • CARENCIA: plazo desde el alta del seguro en que algunas coberturas no son efectivas. Por ejemplo muchos seguros tienen carencia para hospitalizaciones o coberturas de embarazo y estas circunstancias es importantes tenerlas en cuanta. COBERTURAS, servicios incluidos en la póliza. Por ejemplo si tiene cobertura psicológica, en el extranjero etc.

  • EXCLUSIONES: son aquellos servicios que no están incluidos en nuestra póliza, si bien deben de estar claramente recogidos en la misma. Atención con las patologías preexistentes, que no es otra cosa que las posibles enfermedades que tengamos antes de firmar la póliza. En caso de existir y no haberlo contemplado en la póliza la compañía puede negarnos el servicio.

  • FECHA DE RENOVACION: importante tenerlo en cuanta dado que si queremos darnos de baja del mismo lo debemos comunicar a la compañía con un mes de anticipación nuestra intención de no renovarla.

Con estas ligeras nociones tendrás información suficiente para contratar una póliza de salud y si tienes alguna duda siempre PREGUNTA, podrás reclamar a través de la OMIC o bien al servicio de atención al cliente de la compañía, si la respuesta es negativa al Defensor del Asegurado y en último extremo a la Dirección General de Seguros.